jueves, 2 de marzo de 2017

Brecha salarial (inicio del capítulo)


Para denotar la diferencia global de salarios entre hombres y mujeres se ha elegido la rotunda y beligerante palabra “brecha”, que tiene la ventaja de provocar por sí misma una indignación menos presente en otros vocablos más ajustados: desigualdad, desproporción, disparidad, salto, hueco... El feminismo ha preferido utilizar un término guerrero, brecha, como las brechas que se abren en las murallas y en los frentes de combate. Ellas están en lucha, y muy orgullosas de ello. En este caso el campo de batalla se traslada al frente laboral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada